¿Qué tengo que ver con la corrupción?

La lucha contra la corrupción requiere un cambio cultural y comportamental de cada ciudadano. Al final, una sociedad sólo se modifica cuando los individuos que la componen cambian sus actitudes. En esta edición conversamos con Affonso Ghizzo, Promotor de Justicia del Ministerio Público de Santa Catarina en Brasil, e idealizador de este proyecto, que nos cuenta un poco sobre la situación brasileña en plena época de elecciones.

SC Habla – ¿Qué es lo que usted tiene que ver con la corrupción?

Affonso Ghizzo – ¡Todo! Como profesional, ciudadano, ser pensante y, principalmente, como integrante de una sociedad que sufre graves consecuencias por actos de corrupción. Nuestras acciones, comportamientos, y actitudes, producen consecuencias y resultados, ya sean negativos o positivos. “La sociedad cambia cuando los individuos que en ella viven cambian”.

SC Habla – ¿Cómo surgió la campaña y cuál es el objetivo?

A.G. – Surgió en 2004, en el municipio de Chapecó (Brasil), a partir de la constatación de la falta de compromiso, ineficacia de un miembro del departamento Judicial local, lo que acababa por comprometer la prestación jurisdiccional y, en especial, el combate a la corrupción (improbidad administrativa). Los objetivos de este movimiento son concientizar a la sociedad, incentivar la honestidad y la transparencia en las actitudes del ciudadano común, crear una cultura de valores y principios éticos, reducir la impunidad nacional, educar y estimular a las nuevas generaciones, mejorar y divulgar las acciones realizadas al combate a la corrupción.

SC Habla – ¿Es una campaña a nivel nacional?

A.G. – Sí, se trata de un proyecto nacional que, incluso, ya se encuentra diseminado en otros países.

SC Habla – La Ficha Limpia, ¿qué penalidad aplica a los candidatos que tienen el nombre “sucio”?

A.G. – La principal penalidad como se verifica – desde que se confirmen las hipótesis legales, como por ejemplo, cuentas sucias, condenación por órganos colegiados en relación a determinados crímenes y actos de improbidad – y la suspensión de la ciudadanía pasiva del candidato “ficha sucia”, que pasa a ser inelegible.

SC Habla – ¿Usted cree que esta campaña tendrá efectos en las elecciones de 2012?

A.G. – No podemos tener la ilusión de que la Ley de la Ficha Limpia, en sí, resolverá un problema socio/cultural histórico. Ella ayudará de cierta forma a controlar la conducta de los candidatos que se presentan en los pleitos electorales, no eliminando por completo la presencia de malos candidatos y esquemas de corrupción. Lo ideal sería que no necesitemos una ley con tal objetivo. Todavía, considerando especialmente la triste realidad de las elecciones nacionales, la Ficha Limpia se torna necesaria, surtiendo un efecto positivo en las próximas elecciones. El elector se pregunta, ¿mi candidato tiene “ficha sucia”?

SC Habla -¿De qué manera podemos luchar contra la corrupción?

A.G. – Aunque Brasil posea un sistema normativo formal bastante razonables, la cultura patrimonial, de la prevalencia de los intereses particulares sobre lo público, torna ineficientes cualesquier mecanismos de control que solo tendrán éxito a partir de la formación de una cultura ética volcada para lo colectivo y para el cumplimiento riguroso de las reglas igualmente por todos, más allá del poder político de autoridad, económica o de comunicación. En definitiva, creemos que una política es decisiva, imprescindible y fundamental para cambiar toda esa barbarie que nos rodea, sea cual sea la educación.

SC Habla – ¿El pueblo brasileño manifiesta sus derechos?

A.G. – Debido a los valores incorporados por el carácter de los aventureros y colonizadores portugueses, el pueblo brasileño posee hábitos individualistas, agregados a la aversión al trabajo sistemático, al gusto por la lujuria, al deseo intenso por disfrutar de los bienes, a la degradación de las costumbres y a la impunidad de los crímenes. Tales valores acabaron por reproducir el camino medular de la tortuosa ética que se ha cristalizado hasta la actualidad en la actividad pública brasileña.

Sin embargo, felizmente, el pueblo brasileño parece haberse despertado para una nueva realidad de procedimiento y ha actuado con más responsabilidad en relación a las propias obligaciones y, por consiguiente, exigido que sus derechos sean respetados.

 SC Habla – En su opinión, ¿por qué la mayoría de los brasileños no se importa con la política?

A.G. – En virtud de esta cultura patrimonial, el brasileño ve la política como ajena y distante, y eso se debe a una enseñanza proposital destinada a la manipulación de la propia población por las elites. Como el ganado es conducido en los pastajes por los peones, el pueblo es manipulado por los responsables del poder. No importarse por política, significa firmar su propia ignorancia. Citando a Berlolt Brecht: “El peor analfabeto es el analfabeto político. Él no oye, no habla, no participa en los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de los remedios; dependen de las decisiones políticas. El analfabeto político es tan animal que se enorgullece y se hincha el pecho al decir que odia la política. No sabe el imbécil que de su ignorancia política proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltante y el peor de los bandidos, que es el político aprovechador, embaucador y corrompido, lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.

SC Habla – ¿Qué consejo usted le daría al elector para que votase más consciente?

A.G. – La forma más eficiente es la movilización social, como eventos, charlas, medios de comunicación, etc. De ese modo es posible diseminar potencialmente las ideas de este proyecto. Y siempre sumando y agregando nuevas ideas e iniciativas. ¡Este es el camino!

 

Materia extraida da Revista SC Habla (2012) – Revista bilingue e de distribuição gratuita. Distribuida no norte de Santa Catarina (Joinville, Jaraguá, Balneário Piçarras e Balneário Camboriu)

Jornalista Responsável da entrevista – Marcela Mayrinck

 

 

 

Share

Avatar

É assim que pensamos nosso trabalho, fazer com que nossos serviços sejam exatamente no mesmo padrão que o seu. Por isso buscamos compreender suas necessidades e expectativas para oferecer soluções personalizadas e certeiras para o seu negocio.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *